miércoles, 17 de octubre de 2012

REFLEXION: HERIDAS, PAULO COELHO










MAKTUB

Dice el maestro: 
Cuando decidimos actuar, es natural que surjan conflictos inesperados. Es natural que surjan herias en el transcurso de estos conflictos. 

Las heridas se curan. Quedan las cicatrices, y esto es una bendición. Estas cicatrices permanecen con nosotros el resto de la vida, y nos van a ayudar mucho. Si en algún momento, por comodidad o por cualquier otra razón, la voluntad de volver al pasado es grande, basta con mirar hacia ellas. 

Las cicatrices nos mostrarán la marca de los grilletes, nos recordarán los horrores de la prisión y continuaremos caminando hacia adelante. 

2 comentarios:

  1. Al igual que a los demás seres vivos, la vida nos va curtiendo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo! Dale a clik y sigueme en l blog bess

    ResponderEliminar